Jueves, 29 de febrero, 2024
Barcelona,
18°
Soleado

HAY QUE PARAR ESTE DESAHUCIO

Desahucio Antonio Rico

No hablamos de perder un trabajo. No hablamos de perder a tu pareja. Hablamos de perder tu casa.

Pablo Gea

En España se sigue pagando un peaje terrible por los derechos sociales. Las grandes proclamas de los gobiernos se enfrentan con la dura realidad cuando te das de narices con la dolorosa verdad que es la experiencia de los seres humanos singulares. Uno de ellos, entre tantos, es Antonio Rico. Cuando le veo entrar por la puerta y le estrecho la mano, la espontaneidad de sus reacciones y su simpatía natural me impiden hacerme una idea del terrible sufrimiento que arrastra tras de sí. En un mundo en el que dar pena es un deporte, pocas cosas tienen más mérito que mantenerte entero cuando las cartas no salen a tu favor. No hablamos de perder un trabajo. No hablamos de perder a tu pareja. Hablamos de perder tu casa. Y de que a nadie le importe. O a casi nadie.

Antonio Rico es el hijo de una prostituta. Un joven sevillano de 25 años hecho a sí mismo, trabajador en ese duro mundo inmisericorde que es la hostelería durante más de 40 horas a la semana. Para pagar una casa propiedad de un Fondo Buitre que ha decidido arrebatarle lo poco que puede decir que es suyo. La historia comenzó en el mes de septiembre de 2021, cuando una supuesta ‘comisión judicial’ notificó a Antonio que debía abandonar el piso. Durante la entrevista es claro respecto al mensaje que le transmitieron: ‘que me echa, que para ellos no había nadie viviendo allí’. Puede uno imaginarse lo que para alguien que nunca lo ha tenido fácil supone encontrarse de sopetón con una situación así. Y con un fondo de inversión dispuesto a utilizar cualquier medio de extorsión a su disposición para conseguir que abandones el piso, desde el acoso telefónico hasta poner delante de tus narices a una chica atractiva para tratar de manipularte.

Antonio Rico explica su actual situación ante el inminente desahucio.

Dicha situación se hubiera ido completamente de las manos de no haber contado con la ayuda de su tocayo y amigo Antonio de Padua Barrera, abogado que se puso rápidamente manos a la obra para atajar legalmente una situación ilegal. La cosa pasó de lo intolerable a lo esperpéntico cuando, tras consultar en el Juzgado Decano de Sevilla, se les informa de que no existe procedimiento alguno contra esa casa. Para, en enero de 2022, enterarse de que se ha decretado el lanzamiento del inmueble por parte del Juzgado de Primera Instancia número 28 de Sevilla. Un procedimiento abierto contra unos ‘ignorados ocupantes’ que en ningún momento se le ha notificado a Antonio Rico. Ni la apertura del procedimiento, ni oportunidad para oponerse a la demanda ni defenderse. Ni fecha del juicio para comparecer. Ni sentencia. Cabe preguntarse ahora, ¿Cómo es posible que en septiembre de 2021 se informe de que no existe un procedimiento para encontrarse en enero de 2022 que se va a lanzar la casa? El letrado sospecha que a la actitud negligente por parte del propio juzgado se une la intención clara de que Antonio Rico sea expulsado de su hogar. De otro modo, insiste, no es posible comprender la rapidez del juzgado en la tramitación de un procedimiento que, supuestamente, hace menos de cuatro meses no existía. ‘Lo que no entendemos es que, de la noche a la mañana, le procedimiento esté ya en la fase final. ¿Esto cómo va a ser?’ destaca el abogado.

Antonio Rico Evitar desahucio

Para tratar de evitar lo que para Antonio Rico supondría verse de patitas en la calle, sin un techo que le cobije ni una mesa sobre la que apoyar un plato de comida, el 14 de enero se solicitó tanto la Justicia Gratuita para Antonio como la paralización del desahucio. Ello implicaría la suspensión del procedimiento hasta que le sea otorgado un Abogado de Oficio, pueda ejercer su Derecho a la Defensa y se le proporcione, en definitiva, la garantía de su Derecho a la Tutela Judicial efectiva. A pesar de ello, en el momento más doloroso de la conversación, Antonio Rico reconoce arrastrar una terrible ansiedad, que le impide comer y dormir con normalidad desde hace días. Sólo el apoyo de su amigo Antonio y de su pareja le permite mantener la esperanza. Si bien ya no está sólo, pues las redes sociales se han volcado en la difusión de su situación. Y desde los barrios más humildes de la ciudad de Sevilla se le ha ofrecido más de un techo. Lo que contrasta con la cínica indiferencia de los tribunales y de los sectores económicos más pudientes que, aun pudiendo, no bajan ni bajarán jamás a la trinchera para ensuciarse con el barrio de las tragedias personales de los ciudadanos anónimos.

Antonio será desahuciado este viernes 21 de enero de 2022. Por un tribunal que ha violado sus garantías a instancias de un fondo buitre al que le da lo mismo dejar a un chico honrado sin hogar. Una muestra más de cómo las élites políticas y financieras son exactamente lo mismo. Y que las personas comunes sólo podemos apoyarnos los unos en los otros para defender los pocos derechos que aún nos quedan.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Partido político DESPERTAR SOCIAL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: