Sábado, 1 de octubre, 2022
Sevilla
28°
Madrid
22°
Barcelona
18°

RESULTADOS EN ANDALUCÍA: UNA LECTURA NACIONAL

PP vence en las andaluzas 2022

Una vez los populares accedieron a San Telmo y demostraron que no se comían a nadie, el fantasma del ‘fascismo’ se esfumó como por arte de magias y las certezas de antaño se hicieron añicos en un pestañeo.

Pablo Gea

La victoria del Partido Popular ha dejado pálidos a ambos espectros políticos. Mayoría absoluta que impide la dependencia de Vox y descalabro del PSOE y de la extrema izquierda. Así de sencillo. Pero nada es lo que parece. Al margen de las consecuencias que esto tenga para Andalucía, en la que se perfila un gobierno continuista en el que, de nuevo, un solo partido tiene todas las riendas del poder, es imperativo analizar cómo ha quedado dispuesto el tablero político a nivel estatal. No se olvide que queda poco más de un año para los comicios que darán forma al nuevo gobierno del país.

Victoria en las andaluzas

El PP ha superado con éxito su primera prueba electoral de relieve desde el affaire Casado, consolidando el liderazgo de Feijóo no tanto en su materialización física como en su espíritu. Pues la ‘fórmula Juanma’ dista poco de las estrategias del gallego, que priman un perfil moderado y liberal, alejado de las luchas ideológicas para concentrarse en la gestión práctica de los asuntos y en un cierto laissez faire. La personalización que esto conlleva va en sintonía con el nuevo paradigma comunicativo que se estila, en el que la estructura del partido queda en un segundo plano ante la carga mediática del líder. Con estos mimbres, y aun a falta de proyectar la forma definitiva que adoptará el proyecto popular como alternativa al PSOE sanchista, el centro-derecha encara el horizonte con optimismo comedido aunque indisimulado.

Sanchez y Espadas

Y en estas que llegamos al propio PSOE, ojo del huracán en la tormenta perfecta. Sabedor de que en Andalucía han perdido uno de los feudos que consideraban inexpugnables. Tan asimilado a las estructuras socialistas que ni toda la corrupción habida y por haber iba conseguir tumbar la formidable red de contactos e influencias tejida a lo largo de tantas décadas. Paso en falso, porque una vez los populares accedieron a San Telmo y demostraron que no se comían a nadie, el fantasma del ‘fascismo’ se esfumó como por arte de magia y las certezas de antaño se hicieron añicos en un pestañeo. La pesada losa de los desaciertos gubernamentales, sumado al hecho de que incluso el más despistado era consciente de que Juan Espadas era el hombre de Sánchez en tierras andaluzas, finalmente fue inaguantable para su maquinaria electoral.

Candidatos

Otro tanto le ha sucedido a la extrema izquierda, incapaz de reciclarse pese a sus denodados intentos. Su mensaje no ha sido capaz de generar atractivo en un contexto en el que, estando ellos en gobierno nacional, no son capaces de solucionar los problemas más acuciantes de la población, que andan muy lejos de sus fetiches ideológicos. Ahora la coalición gubernamental se ve en la tesitura de tener que ofrecer migajas y promesas vagas para recargar su arcabuz político, o lo tiene muy difícil para terminar la legislatura. Esta y no otra es la razón por la que Sánchez no ha tardado en ofrecer cheques de 200 euros para rentas bajas, revalorización de las pensiones e impuestos a las empresas energéticas. Un remedio que, independientemente de que sea acertado o no, para muchos llega demasiado tarde. Es forzosamente obvio lo que motiva esta política como para que nadie se las vea venir.

Olona y Abascal

Mientras Vox no ha conseguido, esta vez, rentabilizar todo lo invertido en una campaña electoral extremadamente intensa, Ciudadanos desaparece del panorama político. La oportunidad de refundación fue perdida de manera absurda por quienes, aún, podían aportar algo de aire fresco. Con esto se cierra el ciclo con un fracaso de los partidos de la ‘nueva política’, que han cedido el testigo a una fuerza conservadora y reaccionaria como es Vox, alejado absolutamente de los planteamientos frescos que debían nutrir cambios a mejor en el país, no un regreso al pasado enfundado en los trajes de una nueva visión contestataria.

Ganadores por municipio

Sea como fuere, los partidos clásicos vuelven a colocarse en el pódium, mientras las fuerzas herederas de esa explosiva ilusión de cambio inaugurada en 2014 se apagan como una vela a la que le falta el oxígeno, sin nada que merezca la pena escribir en su epitafio, salvo la impotencia de quienes siguen creyendo que existen vías de cambio más allá del PP y del PSOE.

Afíliate a Despertar Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Partido político DESPERTAR SOCIAL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: